Cuidados de un tatuaje

Los cuidados de un tatuaje recién hecho no deben tomarse a la ligera, debido a que es una herida abierta, debes tomar la mediadas necesarias para evitar que se infecten y se arruine, pero aún peor, te cause problemas de salud, evita disgustos y una mala experiencia.

Tu artista tratará de ofrecerte un servicio seguro, limpio, consiguiendo el mejor tatuaje posible, pero una vez que te retires del estudio, es tu responsabilidad  seguir las instrucciones de cuidados posteriores al pie de la letra que te proporcionaron.

El tiempo que dura en sanar va de 7 a 20 días, esto dependiendo del tipo de tatuaje, tamaño, zona tatuada, así como la capacidad de curación de tu cuerpo.

Puedes descargar nuestra guía dando clic en este enlace.

 

1.- No te quites el protector de plástico. Cuando se finaliza el proceso de tatuado, la herida de la piel será cubierta por un gel antibacteriano y una venda de plástico.

Durante las primeras horas no debes quitarlo, ya que esto lo protege de todo germen y suciedad que pueda afectarlo.

2.- Limpia el tatuaje a las 3 horas. Pasado este tiempo, ahora sí podemos retirar la venda de plástico y limpiar la sangre –es normal que el tatuaje sangre-. Para eso utilizaremos un jabón antibacterial y agua tibia o fría.

No refriegues, ni uses esponjas; da un suave masaje con tus dedos y enjuaga.

3.- Seca con una toalla limpia que no desprenda pelusa o un pañuelo de papel con mucho cuidado de que no queden restos.

4.-Aplica crema humectante. Lo ideal sería que utilices una crema especial para tatuajes, ya que estas favorecen a una cicatrización más rápida, pero en caso de no contar con ella utiliza una crema neutra que refrescara la zona y calmara la picazón.

5.- No uses vaselina, vitacilina, ni aceites. Aunque son dos productos de uso muy popular, no son nada recomendados.

6.- No uses ropa que pueda dejar pelusa en el tatuaje. Lo ideal es vestir una prenda de tejido liso y fresco que permita la aireación del tatuaje.

7.- Evita la exposición al sol. Durante los primeros días debes evitarlo completamente, luego podrás ir permitiendo su contacto con el sol pero levemente.

Cúbrelo con la ropa de vestir o usa un protector solar.

8.- No rasques el tatuaje. Es cierto que el picor es muy molesto, pero debes evitar rascarte ya que las uñas son muy infecciosas y además podrías arrancar la costra de la piel y con ellas el color del tatuaje.

9.- Estrictamente no hacer uso de albercas, jacuzzi, baños de vapor o meterse a la playa durante un periodo mínimo de 20 días después de haberse hecho el tatuaje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *